Vitrificación de óvulos

Vitrificación de óvulos
(Preservación de la fertilidad)

Consiste en la vitrificación de ovulos para preservar la fertilidad, bien porque se ha diagnosticado un proceso canceroso que requiere un tratamiento con quimioterapia o radioterapia que afectará a la fertilidad. O bien porque se desea posponer el momento del embarazo unos años y no se quiere perder fertilidad con el paso del tiempo.

 

Se trata de la técnica más eficaz en la actualidad para preservar óvulos. Es un procedimiento de congelación ultrarápida en la que la velocidad de enfriamiento es tan elevada que el agua líquida del interior de la célula en lugar de transformarse en hielo (como ocurre en la congelación lenta) pasa directamente a un estado vítreo. Los cristales de hielo intracelulares suelen provocar daños irreparables en el óvulo, con lo cual evitar la formación de hielo es clave para la posterior supervivencia de los óvulos.

 

El proceso de obtención de los óvulos para vitrificación es el mismo que para un ciclo de fecundación in vitro: se realiza la requiere tratamiento de estimulación ovárica con hormonas y, posteriormente, la obtención de los ovocitos mediante punción ovárica.

 

El tratmiento de estimulación de la ovulación se lleva a cabo con Gonadotropinas a la dosis estipulada, en función de las características de cada paciente: perfil hormonal, edad…y tiene una duración de unos 10 dias.

 

La extracción de los óvulos se lleva a cabo mediante punción via vaginal ecoguiada, es un procedimiento que se efectua en quirófano, bajo sedación y que tiene una duración de 15-20 minutos.

 

Una vez en el Laboratorio, Los ovocitos se clasifican según su madurez y son los maduros los que se vitrifican.

 

Con la vitrificación de ovocitos se obtienen altas tasas de supervivencia, entre el 80% y el 95%, en función de la edad de la paciente y la calidad de los ovocitos. Los ovocitos vitrificados que sobreviven a la descongelación tienen unas características muy similares a las que tenían antes de ser vitrificados,
lo que significa que pueden ser fecundados y generar embriones igual que lo harían si no hubiesen sido vitrificados.

 

¿En qué casos está indicada?

 

  • Pacientes oncológicas jóvenes que van a someterse a quimioterapia y/o radioterapia.
  • Pacientes jóvenes que van a someterse a cirugía que comporte pérdida importante de tejido ovárico como, por ejemplo, en la endometriosis severa.
  • Mujeres que deseen posponer su maternidad.
  • Parejas que por motivos éticos no desean congelar sus embriones.
  • Ciclos de FIV con baja respuesta ovárica con el objetivo de acumular ovocitos.
  • Ciclos de FIV en los que, el día de la punción ovárica, el varón no puede aportar la muestra de semen para fecundar los ovocitos de su pareja