Método ROPA

Método ROPA
(Recepción de Ovocitos de la Pareja)

También conocida como Maternidad Compartida (“ROPA” es la abreviación de “Recepción de Ovocitos de la Pareja”). El método ROPA se ha convertido en una elección cada vez más popular entre lesbianas. Como su nombre indica, la principal característica de esta técnica es que el tratamiento de FIV se comparte entre ambas mujeres: una de ellas se somete a la estimulación ovárica y aporta los ovocitos. Éstos se obtienen mediante punción ovárica y son fecundados con semen de donante procedente del banco de semen de la misma manera que en una FIV corriente, con la única diferencia que los embriones se transferirán al útero de la otra mujer, que gestará el embarazo y dará a luz. De esta manera, las dos mujeres participan activamente en traer al mundo a su hijo, siendo ambas sus madres biológicas: la primera como madre genética y la segunda como madre gestante.

En España las parejas homosexuales tienen los mismos derechos que las parejas heterosexuales, y desde el 2005 se permiten el matrimonio y la adopción para todas las personas con independencia de sexo u orientación sexual. Por otro lado, la donación es anónima en España por ley. Por eso, la Ley de la Reproducción Asistida 14/2006 fue modificada para reconocer específicamente que ambas madres son progenitoras del niño nacido gracias a técnicas de reproducción asistida, tanto si han llevado el tratamiento por razones médicas o por elección, y esto último hace que esta donación de óvulos no anónima sea una excepción legal en el caso de parejas lesbianas.

Es un procedimiento destinado a conseguir una gestación en parejas de mujeres homosexuales.
Consiste en una fecundación in vitro compartida entre las dos mujeres que forman parte de la pareja
El tratamiento consta de 4 fases:

 

1ª Estimulación de la ovulación sobre la mujer donante:
Consiste en la administración de hormonas, ( Gonadotropinas) para estimular los ovarios, con la finalidad de obtener un alto nº de óvulos en un único ciclo.
Existen diferentes protocolos de Estimulación de la ovulación, y corresponde al médico especialista decidir qué combinación de fármacos y a “Qué” dosis se administran, adaptandose al perfil de cada paciente, edad, perfil hormonal, causa de esterilidad etc.
Esta fase suele tener una duración de 10-15 dias, a lo largo de los cuales se monitoriza la respuesta al tratamiento con ecografias que cuantifican el nº de folículos en crecimiento y analíticas que traducen el grado de madurez de los óvulos.

 

2ª Punción Folicular:
Es una pequeña intervención que dura entre 15 y 20 minutos, nos permite conseguir los ovulos que han madurado dentro de los ovarios en la 1ª fase de estimulación.
Se efectua bajo sedación, en un quirófano anexo al Laboratorio de Reproducción, la aspiración de los óvulos se practica bajo control ecográfico via vaginal, tras la punción los óvulos se llevan al Laboratorio para su identificación, clasificación y fecundación.
La paciente permanece alrededor de una hora, recuperandose de la sedación y puede volver a su domicilio, se recomienda reposo el resto del dia.

 

3ª Fecundación:
Una vez están los óvulos en el laboratorio se procesa la muestra de Semen de banco seleccionada y se procede a la fecundación.
La fecundación por inseminación se lleva a cabo colocando un nº determinado de espematozoides junto a cada óvulo y esperar que se produzca la fecundación espontaneamente.
La Microinyección espermática o ICSI :consiste en introducir directamente un espermatozoide en el óvulo.

 

4ª Transferencia embrionaria sobre la mujer receptora:
En los dias que siguen , los embriologos cultivan en el laboratorio los embriones conseguidos con la fecundación, los supervisan y clasifican en categorias, que nos ayudan a evaluar cuantos y cuales de ellos presentan mayores opciones de implantarse y dar lugar a un embarazo.
En el dia 3º tras la punción o en el 5ª si se desea transferir en fase de “Blastocisto”, se procede a la colocación de uno o dos embriones en el utero de la pareja que ha estado medicándose durante los días previos para preparar un útero que esté en buenas condiciones para recibir un embrión. Es un procedimiento sencillo, que no requiere anestesia porque es indoloro, se efectua bajo control ecográfico para depositar el embrion en el lugar mas adecuado para su implantación.
Tras un breve reposo, la paciente se traslada a su domicilio donde se le aconseja reposo de 24 horas.
Aquellos embriones que no se han transferido, se vitrifican y se almacenan en el laboratorio para futuros intentos de gestación.

Tu caso