Fecundación In Vitro – Microinyección Espermatica (FIV – ICSI)

Fecundación In Vitro

La Fecundación In Vitro (FIV) es una Técnica de Reproducción Asistida que consiste en la fecundación de los óvulos en el laboratorio y no en el aparato genital femenino que es su lugar de encuentro. Para ello hay que proceder a un tratamiento hormonal de estimulación de la ovulación prévio a la extracción de los óvulos. Los embriones resultantes se colocan en el útero de la paciente y /o se vitrifican para colocarlos más tarde. Natural en el laboratorio con espermatozoides de la pareja masculina para generar embriones que, una vez se desarrollan correctamente, pueden transferirse al útero de la paciente o bien criopreservarse.

En qué casos está indicado realizar una Fecundación in Vitro?

  •  En aquellas mujeres que presenten una obstrucción de las trompas.
  •  En casos de factor masculino alterado moderada o severamente.
  •  Casos rebeldes de Ovarios Polimicroquísticos
  •  Fallo de ciclos de inseminación artificial
  •  Causa de esterilidad no clarificada ( Desconocida)
  •  Cuando existe una alteración genética en la pareja que obliga a realizar un Diagnóstico genético pre-implantacional.
  •  Casos de factor masculino grave que requiera Biopsia Testicular.

¿Cómo funciona el tratamiento?

El tratamiento consta de 4 fases:

1ª  Estimulación de la ovulación
Consiste en la administración de hormonas, ( Gonadotropinas) para estimular los ovarios, con la finalidad de obtener un alto nº de óvulos en un único ciclo.

Existen diferentes protocolos de Estimulación de la ovulación, y corresponde al médico especialista decidir qué combinación de fármacos y a “Qué” dosis se administran, adaptandose al perfil de cada paciente, edad, perfil hormonal, causa de esterilidad etc.
Esta fase suele tener una duración de 10-15 dias, a lo largo de los cuales se monitoriza la respuesta al tratamiento con ecografias que cuantifican el nº de folículos en crecimiento y analíticas que traducen el grado de madurez de los óvulos.

2ª  Punción Folicular
Es una pequeña intervención que dura entre 15 y 20 minutos, nos permite conseguir los ovulos que han madurado dentro de los ovarios en la 1ª fase de estimulación.

Se efectua bajo sedación, en un quirófano anexo al Laboratorio de Reproducción, la aspiración de los óvulos se practica bajo control ecográfico via vaginal, tras la punción los óvulos se llevan al Laboratorio para su identificación, clasificación y fecundación.

La paciente permanece alrededor de una hora, recuperandose de la sedación y puede volver a su domicilio, se recomienda reposo el resto del dia.

3ª  Fecundación
Una vez están los óvulos en el laboratorio se solicita la muestra espermática al hombre y se procede a la fecundación.
La fecundación por inseminación se lleva a cabo colocando un nº determinado de espematozoides junto a cada óvulo y esperar que se produzca la fecundación espontaneamente.
La Microinyección espermática o ICSI :consiste en introducir directamente un espermatozoide en el óvulo.

4ª  Transferencia embrionaria
En los dias que siguen , los embriologos cultivan en el laboratorio los embriones conseguidos con la fecundación, los supervisan y clasifican en categorias, que nos ayudan a evaluar cuantos y cuales de ellos presentan mayores opciones de implantarse y dar lugar a un embarazo.

En el dia 3º tras la punción o en el 5ª si se desea transferir en fase de “Blastocisto”, se procede a la colocación de uno o dos embriones en el utero de la paciente. Es un procedimiento sencillo, que no requiere anestesia porque es indoloro, se efectua bajo control ecográfico para depositar el embrion en el lugar mas adecuado para su implantación.

Tras un breve reposo, la paciente se traslada a su domicilio donde se le aconseja reposo de 24 horas.

Aquellos embriones que no se han transferido, se vitrifican y se almacenan en el laboratorio para futuros intentos de gestación.
No es aconsejable mantener relaciones sexuales con penetración durante los siguientes días al procedimiento. A menudo no se recomienda hasta el día de la prueba de embarazo. Después del tratamiento, es decir, después de la transferencia de embriones, se suele indicar dos días de reposo y no se recomienda hacer ejercicio físico intenso hasta al menos una semana después de la realización de la transferencia.

Dados los buenos resultados en cuanto a gestaciones se refiere, la fecundación in vitro es la alternativa con mayor tasa de éxito para tratar aquellos casos de parejas serodiscordantes o con enfermedades de transmisión sexual que deseen tener hijos.

¿En qué casos está indicada?

  •  Factor tubárico (trompas de Falopio obstruidas).
  •  Esterilidad de origen desconocido.
  •  Fallo de las inseminaciones previas: esterilidad de causa desconocida.
  •  Factor masculino severo: alteraciones del seminograma.
  •  Alteración genética que haga necesario un diagnóstico genético preimplantacional.
  •  Algunos casos severos de ovarios polimicroquísticos.

¿Cuáles son las probabilidades de éxito del tratamiento?

La tasa de embarazo varía enormemente en función de tres parámetros: la causa de la esterilidad, la edad de la mujer y la calidad de los embriones. Como media se estima una tasa de éxito del 40%.