Fish en semen

Fish en semen

Esta prueba tiene como objetivo descartar anomalías en el número de cromosomas de los espermatozoides.

Se indica solo en aquellos casos en los que se sospecha el problema tras una Fecundación in Vitro (FIV) fallida, con alteraciones en el desarrollo embrionario, oligozoospermia severa, fallos de implantación atribuibles a causa masculina o en casos de abortos de repetición.
Es el estudio que estima la producción de espermatozoides normales que produce un varón.

Las siglas se corresponden a la hibridación in situ por fluorescencia. Mediante esta técnica se marcan los cromosomas de los espermatozoides con anticuerpos que llevan adherido un color visible a la fluorescencia. Una vez preparada la muestra se procede a contar los colores y así podemos determinar cuantos cromosomas de un determinado tipo hay en el espermatozoide.

Un resultado patológico indica que nos encontramos ante una muestra de semen con un número de espermatozoides anormales superior al de una muestra normal.

La ventaja de esta prueba es que es fácil de hacer ya que se realiza directamente sobre una muestra de semen. Sin embargo, una de las limitaciones de esta técnica la encontramos en varones con un escaso número de espermatozoides (puesto que se necesitan alrededor de un mínimo de 1 millón de espermatozoides/ml para poder hacerla).