Histerosalpingografía (HSG)

Histerosalpingografía (HSG)

Es una técnica sencilla que se lleva a cabo en un centro de radiodiagnóstico. Aunque en ocasiones puede resultar un poco molesta, no requiere anestesia. Presenta una tasa de complicaciones muy baja (sólo un 1%) y se realiza bajo profilaxis antibiótica. Consiste en la introducción en el útero, mediante una cánula a través de la vagina, de un líquido de contraste radio-opaco que rellena la cavidad uterina y se difunde a través de las trompas, dibujándolas y mostrando su permeabilidad al salir a la cavidad peritoneal.

La histerosalpingografía se lleva a cabo cuando las primeras exploraciones dan resultados normales o bien ante la sospecha de posibles alteraciones de las trompas, ya sea por antecedentes de endometriosis, por antecedentes quirúrgicos como la apendicectomía o bien por una historia de peritonitis. Muestra también la correcta morfología de la cavidad uterina y sus posibles malformaciones: útero doble, septo, arqueado, etc. Y es muy útil para diagnosticar dilataciones de las trompas como el Hidrosálpinx, algunas de las cuales pueden tener efectos negativos sobre la implantación embrionaria.