EL ÓVULO

EL ÓVULO

El óvulo es el gameto femenino (célula sexual femenina). Es una célula haploide (n) producida por el ovario, portadora del material genético y capaz de ser fecundada por un espermatozoide, formándose a posteriori un cigoto capaz de desarrollar un nuevo organismo.

Son células grandes, esféricas e inmóviles. Desde la pubertad, cada 28 días aproximadamente, madura un óvulo en uno de los ovarios y pasa a una de las trompas de Falopio.

Una vez el óvulo ha alcanzado su madurez desciende por la trompa de Falopio, donde en el caso de encontrarse con un espermatozoide se puede producir la fecundación. Si esto sucede, el embrión se implanta en la mucosa uterina y se inicia su proceso de desarrollo por un periodo aproximado de 40 semanas que culmina con el nacimiento de un nuevo ser.

Los óvulos son las células más voluminosas del cuerpo humano, formadas por meiosis en los ovarios, en un proceso llamado ovogénesis, que se manifiesta también a través del proceso periódico de la ovulación. La primera de las dos divisiones meióticas, la que reduce el número de cromosomas, se inicia durante el desarrollo embrionario y queda interrumpida durante la profase. Se reanuda a partir de la pubertad, cuando en cada ciclo madura un folículo y el ovocito que envuelve, completándose la primera división, que produce un ovocito secundario, y arrancando la segunda. La segunda división meiótica queda a su vez interrumpida, y no se completa hasta que no ocurre la fecundación, si es que ésta llega a producirse.

Estructura del óvulo

El óvulo humano está formado por una membrana protoplasmática o vitelina, protoplasma o vitelo, y núcleo o vesícula germinativa.

Núcleo: contiene el genoma materno. El núcleo recibe el nombre de vesícula germinativa. El nucléolo aparece más oscuro, por lo que se denomina mancha germinativa. Generalmente el núcleo, junto al plasma activo, se desplaza hacia un extremo del óvulo dando lugar al polo animal, que será el que origine al embrión. El deuteroplasma tiende a ocupar la región opuesta al núcleo, dando lugar al polo vegetativo.

Los óvulos están protegidos por una serie de envolturas: una envoltura primaria o membrana vitelina (membrana plasmática de la célula), que está rodeada por una membrana secundaria, constituida por células foliculares, en la que se distinguen dos capas: zona pelúcida y corona radiada.

Esimer

Centro de reproducción Barcelona

http://www.esimer.com/

Tags: , , ,

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS Feed

Los comentarios están cerrados.